16 de febrero de 2017

Rojo y Oro | Reseña


¡Hola!

Hacía tiempo que no traía una reseña y ya es hora. Este libro me en-can-ta, ya os aviso. Si mis reseñas de normal no son muy serias, esta probablemente lo sea menos.


Rojo y Oro de Iria G. Parente y Selene M. Pascual
443 páginas
Alfaguara
Goodreads

Escuchad, mortales,
la historia de un dios que no quería vivir,
de una amazona obligada a matar 
y de su libertad para siempre robada. 
Aguardad y temed el despertar del caos: 
cuando Eris abra los ojos, 
la venganza al fin llegará. 

Orión está cansado de ser el esclavo de Hera desde que su madre, la diosa del Caos, fue condenada por su ambición. Hera le ha tratado siempre más como un criado que como el dios que es. Y quiere que eso acabe.

Asteria está cansada de luchar. Desde que el pueblo de las amazonas fue arrasado hace años, ella y sus hermanas viven esclavizadas y obligadas a servir al Emperador de Élada como gladiadoras. Y quiere que eso acabe.

El mundo de Orión es dorado como solo puede serlo la grandeza de los dioses; el mundo de Asteria es rojo como solo puede serlo la sangre que derrama cada día. 

Ambos buscan venganza hacia quienes los encadenaron en esos mundos.
Ambos buscan libertad, y harán lo que sea necesario para conseguirla.

Vamos a ver. Es un libro de Seliria, aka es un libro que me va a encantar. Bueno, que me encantó. Y me seguirá encantando always. La lectura de Rojo y Oro es muy intensa, tiene una historia que engancha desde el principio y no te suelta. Asteria es una amazona que es obligada a luchar como gladiadora. Orión es un dios al que Hera trata como un esclavo, lo que no es agradable. Ambos quieren lograr esa libertad que no tienen y en ese proceso de buscarla pasan muchas, muchas cosas. Omg, pero muchas.

La trama es totalmente diferente a cualquier otro libro de Seliria, si sois de los de comparar. Para el resto, esta novela es única. Ya me quedo sin adjetivos para calificar la historia pero lo intentaré. Es apasionada, intensa, dolorosa y realista. No realista de que ocurre en nuestro mundo sino que muchos eventos que viven los personajes pueden ser muy cercanos a lo que tú, yo o la vecina de al lado puede sentir. De verdad, gente, no sabéis lo que me gusta este libro. Probablemente no ayude de ninguna manera decir esto pero tengo que soltarlo.

Vale, la historia. Desde el momento en el que empezó me metí de lleno en la historia de Asteria y Orión, aunque la historia no es solo de ellos dos. Vamos viendo como el resto de personajes tienen una total influencia en la historia y como sus historias se entrecruzan. Ya no es solo una historia con la que te pueden sentir identificada, sino que te toca el alma (a los que tienen). Te habla y te hace sentir todo intensamente. Madre mía, cómo he sufrido, fangirleado y llorado con esta historia. Y esa conexión con ella no me la quita nadie.

Creo que ya sabéis que yo hablo más de lo que me transmiten los libros que de los aspectos técnicos, creo que eso me parece más importante. Igualmente, la trama sigue un hilo bastante bien marcado, se abren puertas y se cierran y se inician círculos que se acaban. Otros quizá no tanto, y no es que me queje. Tiene un ritmo intenso, como ya he dicho, y hace la lectura muy ligera, se lee rápido. Además, tenemos cantos durante la novela que introducen otra perspectiva y otra forma de narrar que da nuevos aires a la historia.
Por otro lado, la edición tiene muchas ilustraciones internas (preciosas) que crean un ambiente perfecto para sumergirse de lleno en este mundo grecolatino creado por Seliria.

Esta historia ocurrió cuando el poder de los divinos ya estaba repartido, y todo aquel que ansiase más tenía que armarse de astucia y artimañas para conseguirlo.

Bueno, la acción. Estas escenas están muy bien construidas. Creo que crear una buena escena de acción, de batalla sobre todo, puede ser difícil a la hora de transmitir todo lo que se pone en juego al lector. Ellas lo lograron. Esa tensión que siente Asteria, sus emociones, cómo juega con las armas. Increíble. El romance que hay está perfecto así, gracias diosas por esta bendición. No figo más. (El shippeo es grande). Y el drama. Ay, el drama. No podía faltar, es marca Seliria, y me ha encantado. Cómo está llevado, cómo se desenvuelve, cómo hacen que todo lo sintamos con tanta intensidad.

El estilo de Seliria a mí me encanta. Tiene mucha fuerza y saben usar las palabras. Hay un cambio en las novelas anteriores a esta respecto al estilo y creo que siempre va hacia arriba. Aprenden de lo que escriben y cada vez juegan más con todos los recursos que tienen. Me encanta la diferencia que hay entre Asteria, Orión y cada uno de los personajes. Tanto en estilo como en el personaje en sí.

Asteria es una diva. Yo la amo y la quiero conmigo para siempre. Es un personaje que mantiene su esencia durante la historia pero eso no le impide madurar. Me refiero, ella sabe cómo es, lo que quiere y a dónde quiere llegar, y eso no cambia, ni su forma de ser, pero aprende. Aprende a vivir con nuevas situaciones y nuevas experiencias y creo que esto la hace muy real. Las personas no solemos cambiar mucho de personalidad, simplemente aprendemos y mejoramos lo que ya somos. Cambiamos de forma de pensar (o no) o mejoramos algunos rasgos de nosotros pero no podemos cambiar 100% nuestra esencia. En Asteria creo que esto se ve muy bien. Ella es fiel a sí misma siempre, pase lo que pase, y eso no le impide seguir aprendiendo y seguir mejorando como persona (y personaje).

Orión es... ay. Un trocito de pan. Me encanta cómo han jugado con los roles de género en esta novela, y no quiero decir más, pero lo han hecho muy bien. Da que pensar. Orion must be protected. Pasa lo mismo con Asteria pero no. Tiene una evolución muy destacada e importante, aprende muchísimo durante la novela, pero hay un mayor cambio en él porque durante su vida no le han dejado descubrirse a sí mismo, y eso es lo que hace en la novela. Descubre qué le motiva, quién es, qué quiere y con qué sueña. Es un sol.

Ligeia. Omg, esta mujer es lo más. Quiero una para mí. Debo reconocer que leí hace mucho tiempo el libro (cuando lo relea haré una reseña en el canal) y mi mayor recuerdo son impresiones. Sé que Ligeia tiene una preciosa evolución y que la quiero mucho. Es, probablemente, un personaje clave para la historia.

Eris y Hera me han encantado. Como el resto de los dioses, en verdad. Creo que está muy bien retratada esa herencia de la mitología pero adaptada a su mundo y creando unos personajes únicos. Hera es una pasada como personaje. Un personaje está bien construido, a mi gusto, cuando te hace sentir algo, sea amor u odio. Si te hace sentir indiferencia (que para mí es como si nada), algo falla. Ningún personaje me ha pasado por encima, todos tenían algo que me atraían a ellos. Lysandra, mi hija.

El final, así como apunte, creo que es perfecto.

Rojo y Oro es una novela que me encanta. Obviamente la recomiendo, sobre todo si os gusta la mitología clásica, Seliria o un buen libro. Eso sí, coged post-its, lápices, rotuladores si marcáis los libros y un buen paquete de pañuelos.



13 de febrero de 2017

Los libros que no leí en enero

¡Hola!

Ese título es un poco raro, lo sé. El otro día os hablé de que me cuesta mucho leer últimamente (y no, no es un bloqueo lector) y no ayudó que en enero me pusiera a leer dos libros que no me gustaron nada. Y os voy a contar un poco qué libros fueron y mi experiencia.

La caída de los reinos


Me compré este libro hace mucho porque me llamaba la atención y realmente pensaba que me gustaría. Pues no lo hizo. Lo empecé y en nada me di cuenta qué era lo que fallaba conmigo.

No conecté con los personajes. Con ninguno. Para empezar, todos me parecieron estereotipos, personajes que ya había visto. No me hagáis hablar de Cleo porque, mira, me pego un tiro. Además, los personajes iban a peor. Con cada capítulo todo dejaba de tener sentido y todo me gustaba cada vez menos. Personajes que al principio me parecían interesantes, acabaron como el resto. Uf.

La trama fue más de lo mismo. Creo que tiene una base interesante pero desaprovechada. La historia no tenía nada que me hiciera querer seguir leyendo, me daba igual todo porque nada tenía sentido para mí. Uf, en serio, qué pesadilla. Como creo que os podéis imaginar, no lo acabé. Me colapsé con la otra lectura de la que os hablaré y decidí dejar las dos.

Hace ya que lo dejé así que no me acuerdo de nada más pero básicamente fue eso. No había nada que me causara interés, nada nuevo, nada que me dijera algo.

La voz de las espadas


Sí, este es el otro libro. Es de Abercrombie. Y me da igual que me digáis lo bueno que es Abercrombie y lo blablabla. Intenté leer Medio Rey en su día: abandonado. La voz de las espadas ha acabado igual. A diferencia de La caída de los reinos, que lo dejé después de la mitad, este lo dejé a las cien páginas. En cien páginas no consiguió decirme nada de nada. Los personajes que salieron... meh. En serio, nada de nada. Y lo que salió de la historia... si en cien páginas no me has dicho qué quieres contarme, no voy a malgastar mi tiempo contigo. Cien páginas y lo único que había leído era una serie de capítulos con diferentes personajes haciendo cosas que apenas se relacionaban.

Me parece genial que os encante Abercrombie pero yo no me vuelvo a acercar a un libro suyo. Aunque seguiré yendo a sus firmas (llamadme superficial pero el hombre está muy bien).


Antes de despedirme, esto es mi opinión. Que a mí no me gustasen estos libros no quiere decir que no os puedan gustar así que os animo a que les deis una oportunidad si os llaman la atención. Conozco mucha gente que ha disfrutado con ellos.

El jueves, si todo va bien, traeré una reseña. ¿Habéis leído estos libros? ¿Os han gustado?


9 de febrero de 2017

Mi problema leyendo



¡Hola!

No sé por qué hago esta entrada, solo me apetecía (y estoy un poco escasa de ideas). También para saber si a alguien más le pasa. Tengo un problema serio con la lectura.

Yo tardo mucho en leer un libro. Siempre lo he asociado a que no le dedico el tiempo que le dedicaba antes y por eso tardo más en acabarlos. También que no todos los libros me enganchan y me gustan como me pasaba antes, que prácticamente cualquier libro me encantaba. Y que llevo tiempo releyendo bastante (y releer me cuesta mucho). Pero pensando llegué a la conclusión de que hay otra variante: no me puedo concentrar.

Cuando leo con ruidos de fondo (o música, pero prefiero ruidos), leo mucho mejor. Mi mente está trabajando en varias cosas y no sé por qué no me distraigo con tanta facilidad. Quizá porque tengo que esforzarme más en concentrarme. Cuando leo sin nada, a las dos páginas ya estoy desviando la atención, y no es porque el libro no me guste, sino porque hay algo en mí que, no sé, me hace desconcentrarme. No sé explicarlo. Cuando releo me pasa más fuerte porque ya sé qué pasa en la historia.

Por esta razón, cuando cojo un libro, puedo tardar un mes en leerlo. Entre que tengo poco tiempo y pongo otras cosas por delante, y cuando leo tengo que estar muy concentrada... Si me engancha no suele haber tanto problema (no tardo un día o dos pero tardo menos), pero como he dicho, llevo mucho tiempo releyendo (que yo soy feliz porque releo mayoritariamente Seliria y ahora a Alba y son maravillas y nunca me cansaré de releer Sueños de Piedra, que no me suele costar nada en verdad) y, además, leyendo libros para la universidad, que tardo más, así que para acabar un libro puedo tardar mucho. Sobre todo cuando se me empiezan a meter otros por medio por clubs de lectura o LCs. Y me frustra porque si ya me cuesta, esto solo hace que me desanime más y no me apetezca leer y eso me pone triste porque quiero leer los libros porque me gustan mucho.



¿Os pasa a alguno?

5 de febrero de 2017

Las ciudades de los muertos | Relato

¡Hola!

Otra semana con otro relato. Debería haberlo subido ayer pero lo he acabado hoy. Sigue un poco la historia del relato anterior, aunque creo que se puede leer independientemente. Este relato es parte del reto de El libro del escritor, esta semana había que usar «la frase: “En el oeste se encontraban las ciudades de los muertos” para hacer una composición creativa». No está muy allá, pero me ha servido para hacer más wordbuilding y tejer la historia. No sé si habrá más relatos sobre esta historia, igual sí sobre los personajes, porque estoy creando la historia e igual me pongo a escribirla paralelamente. Pero ya me callo y os dejo con el relato:


2 de febrero de 2017

Series que tengo pendientes (II)


¡Hola a todos!

Hace un tiempo hice una entrada sobre las series que tengo pendientes (aquí) y he decidido hacer una sección de ello y de vez en cuando hablaros de cinco series que tengo pendientes (parece que tenga algo con el cinco pero es que es perfecto, ni mucho ni poco y es la mitad de diez). El procedimiento será decir si ya he visto las series que comentaba en la entrada anterior y decir otras series que tengo pendientes. ¡Empecemos!

Entrada anterior


Downton Abbey. Empecé a verla y me quedé en la primera temporada. No paré porque no me gustara sino porque los capítulos largos o pesados me cuestan mucho y tengo que poner mucha atención. Pero aprovechando que está en Netflix, a ver si en verano cae.

Young & Hungry. Todavía pendiente.

Alice. Todavía pendiente.

Isabel. Me he visto el primer capítulo y me encantó, pero me pasa lo mismo. Capítulos largos que requieren tiempo.

Salem. Todavía muy pendiente.

Witches of East End. Esta la tengo casi acabada. De repente la abandoné a 6 capítulos de acabarla y me da mucha rabia.

Los Tudor. La fui a empezar hace un tiempo pero no la encontré. Sigo buscando.

Los 100. Eliminada de mis pendientes.

Faking It. Vista y me encanta. Aquí tenéis una entrada sobre la serie.

Manhattan Love Story y Selfie. No creo que las vaya a ver nunca.

Galavant. Cuando hice la entrada ponía que no tenía fecha de estreno. Hace un año que se acabó y duele como el primer día. Una de mis series favoritas para siempre.

A to Z. Me la vi entera, tampoco fue gran cosa.

5 series que tengo pendientes


Westworld. No es nada muy sorprendente, ha habido mucho hype con esta serie y quiero saber por qué. No sé de qué va ni nada pero espero que no me decepcione.


The Magicians. Está puedo suponer que va de algo de magia pero no lo sé bien tampoco. No creo que tarde mucho en verla porque ha salido hace poco la tercera temporada (o va a salir) así que hay menos con lo que ponerse al día.


Jessica Jones. Esta la quiero ver pero me da mucha pereza. Daredevil no estuvo mal pero se me hizo muy pesada. Me han dicho que esta es mejor así que la veré pronto, espero, pero no voy con muchas ganas.


Steven Universe. Otra serie que quiero ver desde hace mucho tiempo y que no me he puesto todavía. En verano dije que la vería y aquí sigo. Dadme ánimos para que me dé un brote y la empiece.


Stitchers. Esta me la recomendó una amiga y al principio no me llamaba pero luego le vi interés y dije «pos por qué no» y aquí está. Ahora, no creo que la vea pronto.


¡Y hasta aquí todo! ¿Qué series tenéis pendientes vosotros?